UN COMENTARIO EN EL FACEBOOK DE SU HIJA LE HACE PERDER 80.000 DÓLARES


En el año 2010 Snay, el protagonista de la historia, fue despedido del colegio en el que ejercía de director en Florida, Snay presentó una demanda por discriminación ya que argumentó que lo habían despedido por su edad, ahora tiene 69 años, y también afirmó que la decisión era una especie de represalia contra su hija Dana.

Al final el tribunal declaró que se tenía que indemnizar a Patrick Snay, la escuela le debía pagar a su exempleado 10,000 dólares en salarios aplazados, 80.000 dólares de indmnización y 60.000 dólares para cubrir los abogados de Snay.



Lo único que el ex director y su esposa tenían que hacer era cumplir un acuerdo de confidencialidad y no hablar con nadie del conflicto.

Después de aceptar los términos el padre se lo contó a su hija, Dana Snay, la cual decidió publicar en su cuenta de Facebook, en la cual tenía 1.200 seguidores y muchos de ellos estudiantes de la escuela el siguiente mensaje:

Mamá y Papá Snay ganaron el caso en contra del colegio. La Escuela Preparatoria Gulliver es ahora oficialmente la patrocinadora de mis vacaciones en Europa este verano



Después de este mensaje la escuela se negó a pagar la indemnización ya que los Snay habían roto el acuerdo de confidencialidad.