TODO A DOBLE O NADA Y GANA


Ashley Revell, el protagonista de esta historia, como si de un argumento de película de Hollywood se tratara decidió vender todas y cada una de sus posesiones para acudir a un casino de Las Vegas y jugarlo todo.

135.300 dólares eran el total de sus posesiones y tenía una corazonada y acudió al casino para jugar su dinero al doble o nada, es decir si ganaba doblaba su dinero pero si perdía se quedaba en la ruina.



Pero la suerte estuvo de su parte, Ashley decidió apostar en la ruleta, más concreta mente aposto los 135.300 dólares al color rojo, la fortuna estuvo con él, salió el 7 rojo y por ello se embolsó 270.600 dólares.

Su intención con esto era ganar el dinero suficiente para poder abrir un casino online, él era jugador habitual y por ello decidió hacer esta locura que al final le salió bien.



En un primer momento pensó en grabar el momento, pero después pensó que sería mucho mejor vender los derechos a la televisión o al cine, por ello el canal Sky Online realizó un documental con la historia de Ashley el cual se titulo `Double or Nothing´.