BARCO FANTASMA A LA DERIVA LLENO DE RATAS CANÍBALES


El Lyubov Orlova un crucero ruso de 237 pasajeros y unos 100 metros de eslora, está navegando en estos momentos a la deriva sin ningún tripulante y se aproxima de forma precipitada a las costas del Reino Unido.

En el año 2010 el crucero construido en Yugoslavia en el 1976 fue confiscado por las autoridades de Canadá, después de ser demandado por la cancelación de un crucero, con el fin de recuperar los costes del viaje.

Lyubov estuvo durante dos años amarrado en el puerto de Terranova y posteriormente fue vendido a una empresa que trabajaba en la chatarra de navíos.



El nuevo dueño del barco quiso remolcarlo hasta Santo Domingo pero los amarres del Lyubov se rompieron y las autoridades ordenaron al remolcador que volviera al puerto sin el barco.

Todo y que este hecho ya es antiguo ya que tuvo lugar el 23 de Febrero de 2013 ahora vuelve a ser noticia, ya que se siguió la pista del barco el cual navegaba hacía Iralanda pero posteriormente dejaron de tenerlo controlado y pensaron que se había hundido.

Pero 1 año después han vuelto a dar con él y se ha informado de que se acerca a la costa británica, sin ningún tipo de tripulación y repleto de ratas caníbales que se comen entre ellas debido a la falta de comida.



Greenpeace ha salido al ataque acusando a las autoridades canadienses debido al fuerte impacto ambiental que se puede sufrir si el barco naufraga ya que liberaría hidrocarburos al océano y otros residuos realmente tóxicos.

Las autoridades canadienses no han hecho nada al respecto ya que el barco esta navegando en aguas internacionales, ahora toca esperar para saber que se hará al respecto.