UNA PERRA SALVA A UN BEBÉ ABANDONADO


Una mujer desconocida entre el vecindario acudió a casa de una ciudadana pidiéndole que cuidara un rato de su bebé, la vecina de la localidad que se disponía a salir en esos momentos de su casa le dijo que no podía ser y no volvió a ver a la mujer.

A la madrugada del día siguiente un joven que salía junto a su padre de madrugada de su casa escucho unos ruidos raros, creyó que eran de bebé pero le pareció un poco raro, al volver a entrar en su casa se lo comentó a su madre y ella le dijo que sería del bebé de algún vecino.



Al salir definitivamente de su casa seguía escuchando los ruidos y decidió ir hacía su perrita ya que esta acababa de tener cachorros, al llegar donde estaba Puti (la perra) descubrió que bajo ella había un bebé de apenas 1 mes de edad, desconcertado entro al bebé a casa y lo alimentaron hasta que estuvo suficientemente fuerte para llevarlo al hospital.

Dos días después de lo ocurrido la madre del bebé fue detenida por abandonar a su hijo.

Puti había estado toda la noche dando cobijo al pobre bebé y tapándolo del viento que esa noche recorrió la localidad de Virrey del Pino.