EL MÓVIL LE EXPLOTÓ EN EL BOLSILLO


Fanny Schlatter, una chica joven de Suiza, sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el momento en el que el móvil le explotó en el bolsillo.

Fanny estaba cargando potes de pintura en el camión de su jefe cuando de repente el Samsung Galaxy 3 que llevaba en el bolsillo exploto, como resultado la joven sufrió quemaduras en el muslo y en la mano derecha.

Fanny Schlatter comentó lo siguiente sobre el incidente:

De repente escuché un sonido como el de un petardo, sentí un olor químico extraño y mis pantalones de trabajo empezaron a incendiarse




Además la joven añadió lo siguiente:

Olía a cerdo quemado

La víctima añadió que cuando pudo recoger los restos del dispositivo la batería tenía un tamaño tres veces superior al normal.

Los restos del dispositivo fueron enviados a Corea del Sur para investigar la naturaleza de la explosión según comentó la portavoz de Samsung en Suiza.