AL ESTORNUDAR EXPULSA LA BALA QUE TENÍA EN EL CEREBRO


Darco Sangermano, un joven napolitano de 28 causó un gran revuelo al expulsar de un estornudo la bala que tenía alojada en la cabeza.

La bala era del calibre 22 y entró por el lado derecho de la cabeza, pasó por la parte trasera de su ojo, golpeo en la nariz y se alojo en su fosa nasal derecha.

El chico iba a ser intervenido de inmediato cuando estornudo y la bala salió por el orificio de su nariz. El joven ha quedado completamente ileso, él fue herido por una bala perdida la noche de fin de año mientras lo celebraba junto a su novia y ahora esta muy contento por el final feliz que ha tenido esta historia.



El chico solo necesito realizarse la cirugía para limpiar la herida y deshacerse de los fragmentos óseos.

Uno de los médicos que lo atendió comentó lo siguiente:

Ha sido un hombre muy afortunado, porque perfectamente podría haber muerto

Además el doctor añade:

Esperamos que se recupere completamente y creemos que será así porque ni siquiera va a perder la visión de su ojo



En Nápoles es costumbre celebrar la noche de fin de año con fuegos artificiales y la utilización de munición real. Por ello esa noche Darco no fue el único herido de bala, otras dos personas fueron alcanzadas por las balas y una de ellas murió.