MADRE VISTE RIDÍCULA A SU HIJA PARA QUE APRENDA A NO BURLARSE DE LOS DEMÁS


Cada vez son más los casos de bullying que tienen lugar en las escuelas, lo que no es normal es que sean las propias madres las que quieran hacer burla a sus hijas.

Kaylee una niña de 10 años hacía burla de una compañera de clase constantemente, por ello su madrastra la obligó a vestir de forma ridícula para ir durante dos días al colegio y así aprendiera que no se tiene que burlar del resto de compañeros.

Seguro que Kaylee a partir de ahora se lo pensará dos veces antes de reírse de sus compañeros. La madrastra de Kaylee en el momento en el que descubrió que su hijastra ser mofaba de sus compañeros en concreto de una compañera, decidió acudir al mercadillo de segunda mano y le compró dos vestidos realmente horribles para que durante dos días la niña fuera vestida de forma espantosa al colegio.



Por supuesto fueron dos días de auténtico calvario para Kaylee la cual lloró y pataleo para no vestir esas prendas, pero según aseguraba la madrastra en el diario Daily Mail:

Cuando la niña no hacía caso ni a los profesores ni a nosotros, tuvimos que enseñarle una verdadera lección. La pequeña de la que se reía Kaylee, no quería ir ni al colegio a causa del complejo que le había causado



Los padres no se arrepienten para nada y creen que la lección a merecido la pena.